117 años del primer partido

En el año 117 hoy es un día exclusivo. Si el 26 de abril de 1903 el Atlético se fundó en la calle de La Cruz número 21, centro de Madrid, a tan pronto como nulo caminando de Sol, hoy es otra acontecimiento exclusivo, 2 de mayo, el día en el que en el parque de El Retiro, el Atlético disputó su primer partido. Lo recordó el propio club en sus redes y en su web bajo una sección titulada “Una imagen para la historia” que recogía en blanco y cabreado ese momento, inicio de todo.  “El 2 de mayo de 1903 jugamos el primer partido de nuestra historia. Lo disputaron 24 socios atléticos, repartidos en dos equipos de doce. El Campo del Retiro albergó el conferencia”, contaba su texto. Muchos expresiones. 

Hoy en esta 117 efeméride, con el parque de El Retiro cerrado, como el fútbol, a causa de lo mismo, esta pandemia provocada por el coronavirus que el mundo vive, se mira con más nostalgia esa foto y ese partido del que se sabe mucho pero no se conoce un referencia fundamental. Lo relataba el club en una reseña en su página. “El 2 de mayo de 1903 tuvo motivo el primer partido de nuestra historia. 24 socios del Athletic Club de Madrid se enfrentaron en el Campo del Retiro en un conferencia en el que cada equipo contó con 12 jugadores y que sirvió tanto de prueba para el acercamiento al primer equipo de jugadores como de confraternización entre los socios del club”, especifica. “Bajo el mandato de Enrique Allende, primer presidente de nuestra historia, prácticamente la totalidad de los socios participaron en un partido del que se desconoce el resultado final“, continúa. 

De Gloria Fuertes a O’Donnell

Pronto el calado de aquella primera creció incontrolable, hasta la poeta Gloria Fuerte, nacida en Madrid en 1917, se declaraba de sus colores, cuando aún su nombre no era Atlético de Madrid sino aún Athletic. Quince años faltaban para que ella naciera en Lavapiés cuando esos 24 socios echaron a rodar el balón, a modo de subida de telón. “El partido se celebró en el Campo del Retiro y enfrentó a dos equipos de doce jugadores, todos ellos socios. Doce de ellos vistieron nuestra primera equipación, blanquiazul con pantalón cabreado, y el encargado de arbitrar fue Enrique Goiri, tesorero. El Campo del Retiro fue nuestro primer dominio de recreo desde 1903 hasta 1913, año en el que nos trasladamos al Campo de O’Donnell”, rememoraba el club en su página. A desidia del fútbol en directo, expresiones así lo reviven.

“El Campo del Retiro, además conocido como el Campo de la Rana por el merendero colindante que ofrecía comida y bebida a precios populares, era considerado uno de los mejores de la ciudad. El campo era de tierra y estaba conexo a la verja del parque del Retiro en la llamamiento entonces Ronda de Vallecas, hoy Avenida Menéndez Pelayo. Su cuidado corría a cargo de los socios, quienes alisaban y limpiaban el dominio de recreo, pintaban las líneas del campo e incluso fijaban las porterías para la disputa de los partidos. Ante la marcha de vallado y para proteger el dominio de recreo, se cavó una zanja aproximadamente del mismo para evitar el paso de carros y volquetes que vertieran impureza y materiales de derribo“, finalizaba. Detalles de aquel día, eclosión de una de las historias más grandes en absoluto contadas. Y vividas. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *